CRÓNICA – L.A. LIVE THE ROOF / ALBATROS LOUNGE BAR (VIGO)

2 semanas hace escrito por

 

 

Vistas al mar, buena bebida, puesta de sol y música. El lugar donde nos encontrábamos no podía ofrecernos nada mejor. La gente se agolpaba desde hacía un rato a las puertas de la terraza del Albatros Lounge Bar (Vigo), donde tendría lugar el acústico, y la cola parecía no tener un final. La espera se hacía con un cóctel de nervios, ganas y entusiasmo.

Los más avispados y rápidos se hicieron con una silla y con una copa mientras que otros, aún estando agusto de esta manera, se quedaban en pie. Entre estos, pasó al son de los aplausos nuestro anfitrión, Luis, vocalista de L.A., para subirse, en compañía de su guitarra, al pequeño pero acogedor escenario, dispuesto a hacer una gran actuación.

Algunos que nunca lo habían visto antes en directo pudieron saborear de primera mano su impecable sencillez, todos los matices de su voz y que, siendo un hombre de pocas palabras encima del tablado, todas fueron acertadas. Supo ganarse a grandes y pequeños, que como anécdota, alguno pedía “la próxima en castellano, por fa”, creando risas entre los presentes.

Se hizo partícipe y cómplice de su público pidiendo alguna sugerencia, a lo que contestó nuestra fotógrafa aprovechando la ocasión pidiéndole In the meadowgran tema de su segundo disco Dualize (2013).

Durante la noche pudimos escuchar una selección muy variada de todo su repertorio con la que viajamos a canciones como Close to you de Heavenly hell (2009), Secrets Undone de From the city to the ocean side (2015) o The keeper and the rocket man de su nuevo disco Kings of beasts (2017). Con una bonita sonrisa acompañado de un “Gracias” agradecía los infinitos aplausos que servían de introducción para el siguiente tema. El tiempo iba pasando, el sol ya había desaparecido y nosotros seguíamos allí con una sensación permanente de no querer irnos nunca.

Y llegó. Llegó el momento. La más esperada. Llegó Stop the clocksHeavenly hell (2009) y se hizo la magia, donde hasta el más tímido se dejó escuchar entonar algún verso sin interrumpir el silencio del público.

Cuando todo parecía haber terminado y ya se había despedido de nosotros, volvió a subirse al escenario para regalarnos cuatro temas más, y se hicieron los aplausos y silbidos de nuevo.

Guitarra ya guardada en funda y altavoces con música ambiente, Luis nos dejó un sabor de boca inmejorable después del concierto charlando y fotografiándose con los asistentes que no abandonaron tan deprisa la terraza.

Agradable, amable y riquiño como decimos por aquí, nos dejó con ganas de más, pero estamos seguros de que nos visitará muy pronto de nuevo y deseamos sea con banda al completo. Nosotros aquí estaremos esperando!

 

 

Fotografías: María Pol

Crónica: Ana Pol & María Pol

 

 

Article Categories:
Crónicas
banner

Los comentarios están cerrados.