CRÓNICA – TRUDY LYNN + LAURENCE JONES / SALA CAPITOL (SANTIAGO DE COMPOSTELA)

4 meses hace escrito por

 

TRUDY LYNN + LAURENCE JONES. SALA CAPITOL

Siempre es un placer volver a una noche de blues a la Sala Capitol, esta vez con especial ilusión ya que volvía a ver a un viejo conocido de Buena Calle, Laurence Jones. En 2015 disfrutamos de su primera gira española y ya tenía ganas de repetir. Como ya es habitual en este tipo de conciertos, eligieron un formato más pequeño, colocando una tarima delante del escenario de tal modo que la distancia entre los músicos y el público es casi inexistente, creando una atmósfera muy acogedora, estilo club.

A las 21:00 h comenzaron puntualmente según lo anunciado la banda de Trudy Lynn con todo un ejercicio de blues clásico directamente desde Estados Unidos. El concierto empezó sólo con la banda, que hicieron que los asistentes fueran entrando en ambiente. Precisamente por la zona del público deambulaba un hombre con un impecable traje blanco: no era otro que el músico Steve Krase, una figura dentro del mundo del blues por su espectacular forma de tocar la armónica.

Después de media hora de concierto salió a escena Trudy Lynn, haciendo que todo el público de la Sala Capitol se acercara en masa al escenario para poder verla de cerca. Presentaba su último trabajo “I´ll sing the blues for you”, demostrando por qué es una de las grandes divas del blues, nos dejó boquiabiertos con su potente voz con la que podía permitirse incluso prescindir del micrófono.
Fue todo un lujo poder ver al lado de casa a una leyenda viva, con varios números uno en la lista Billboard y recientemente incluída en el Music Hall of Fame de Houston.

Tras una pausa de apenas 15 minutos comenzó el concierto de Laurence Jones y su banda, poniendo un punto y aparte con respecto a la actuación de Trudy Lynn. Las guitarras eléctricas cobraron todo el protagonismo, llenando la sala de rock and roll. Pude observar notables diferencias con respecto a su actuación en 2015: un repertorio mucho menos clásico y más enfocado a mover al público y una banda renovada, mucho más joven y con una estética cercana al estilo de grupos indie como Arctic Monkeys.

Presentaba “Take me high”, un disco con 10 potentes canciones que merece la pena escuchar en directo. Tras más de una hora de concierto en la que tuvo tiempo para incluír alguna versión, me despedí de Laurence Jones por segunda vez, esperando poder volver a disfrutar de su directo en otra noche de blues.

 

Fotógrafa/Redactora: Gloria López

Article Categories:
Crónicas
banner

Los comentarios están cerrados.