CRÓNICA – KITAI + STOYKA / SALA MARDI GRAS (A CORUÑA)

9 meses hace escrito por

 

Reinaba una noche típica con frío y lluvia en A Coruña, pero pese a las adversas condiciones meteorológicas, comenzaban a llegar a la sala Mardigras los primeros pirómanos de la noche (no me malinterpretéis, en un par de líneas sabréis de lo que hablo).

Poco a poco de forma sutil, los asistentes se iban acumulando en la sala que viviría una cálida noche de Rock junto a los vigueses Stoyka y los madrileños Kitai. Cada uno de ellos vinieron a presentar sus últimos trabajos publicados a finales del pasado año.

El quinteto de gallegos de la ciudad olívica están en plena gira de su último álbum titulado Sheer | Soft | Sharp, publicado en octubre del año pasado. Por otro lado, el cuarteto de Madrid, nos presentan su reciente álbum titulado Pirómanos publicado también en octubre de 2017.

Poco antes de las 22:00 h comenzaban a sonar las primeras notas y acordes de los vigueses Stoyka, que entrarían en escena con Psycho-Panda. Pese a estar ante un público aún algo escaso, consiguieron con “Void” y “Fingerling” que la gente más cercana al escenario comenzasen a sentir e interiorizar sus estridentes y alocados riffs acompañados de una voz calmada que fusionaba perfectamente esa tormenta de ritmos frenéticos, guitarras chillonas jugando con múltiples efectos de modulación, y que acababa por mezclar de forma placentera un Post-Rock con toques progresivos, experimentales y alguna progresión de acordes de lo más jazzera.

La noche a cargo de los vigueses continuó con temas de su último trabajo publicado, presentándonos Magnetism, un tema cuyo videoclip salió a mediados de marzo y continuando con Simplex y Bluebear. Poco a poco fueron ganándose a un público que ya se iba mostrando más suelto y con ganas de movimiento, seguramente causados por la mezcla de estilos que destilaban los cinco músicos, con algunos toques cercanos al Indie pero sin perder su esencia experimental y post-rockera.

Ya de cara al final, nos deleitaron con Sticks & Stones y The Woman, acabando su noche con una versión muy peculiar de Toxic, de Britney Spears.

Daban las 23:00 h y aparecían en escena cuatro enmascarados llamados Kitai mientras sonaba una calmada Intro que daría lugar a H2O, el primer tema de la noche de los madrileños. Los cuatro chicos se encontraban ya ante un público animado y con ganas de continuar la buena noche de Rock que estábamos disfrutando. Ya desenmascarados, fueron dando paso a temas como Fuego en la radio, el primero del nuevo álbum (Pirómanos) y que continuó con El enemigo. Ya desbocados como suelen hacer en sus directos, los madrileños empezaron a repartir toda la leña posible y el público supo cómo recibirla demostrándolo en cada canción del repertorio.

En medio de tanta vorágine descabellada, dieron paso a un tema de corte más sosegado como es “Riviera Maya” pero sin perder ni un ápice de la esencia que tanto caracteriza a Kitai. Continuaron con “Cadáver exquisito” y pudimos seguir disfrutando del directo enérgico y tan cañero que transmiten estos cuatro músicos y que sin duda consiguen hacer mover a todo el que esté en el lugar. Esto no fue a menos ya que tras esto, prosiguieron con “Sientes el golpe” y “Tirar a matar”.

Entre tema y tema, el cantante Alexander reiteró su agradecimiento a los compañeros de Stoyka y al público de A Coruña que los acompañaba esa noche.

Continuaron con Animal, y después dieron paso a Melodrama, tema que acabó con una pequeña referencia instrumental a Red Hot Chili Peppers. Tras una pequeña desaparición de segundos, Alex apareció con una guitarra acústica para deleitarnos con Kitai, tema homónimo de corte más tranquilo que la tónica general del resto del setlist.

Se acercaba ya el final del concierto pero Kitai no se quería ir de la ciudad herculina sin dejar una pequeña muestra de lo espectacular que había sido la noche, por lo que en medio de uno de los temas, Que vienen, instaron a los más aventureros del público a “quemar” la sala con un pogo al que se sumó Alex bajándose del escenario y incorporándose al revuelo de empujones y saltos.

Llegaba el final de la noche y con ello sonaban los primeros riffs de “Desierto” para continuar con “Superior” y para dar por finalizada la noche, sonó “Sleep Now in the Fire”, de Rage Against the Machine.

Acababa así una noche de Rock frenético en la que Stoyka y Kitai calmaron la sed de los coruñeses más pirómanos y a los cuales dejaron con ganas de repetir, esperemos que antes de lo que pensamos.

 

Fotógrafa: Paula Seoane Rodriguez

Redactor: Robin Sar

Article Categories:
Crónicas
banner

Los comentarios están cerrados.