LA EXPERIENCIA BUENA CALLE EN EL EL FESTIVAL SURFING THE LEREZ 2018

1 año hace escrito por

 

El día 16 de junio se despertó en Pontevedra con un sol y una temperatura idónea para lo que nos iba a esperar.

Un año más, el Surfing the Lérez llenaba la Illa das esculturas de camisas hawaianas y un ambiente casi inmejorable.

Abría el festival la banda Flip Corale a las 12:15. Un buen comienzo solo podía suponer que lo que nos deparaba la jornada en las orillas del Lérez iba a ser más que sobresaliente. Poco después le tocaría el turno a la banda de ‘o jran Fran’ The lákazans y con nuevo material Sandwina con otro buen directo cuando ya el calor y el hambre comenzaban a apretar. Después le tocaría el turno a Oh! Ayatollah que desgranaron uno a uno sus temas en gallego. Para bajar la comida, nada mejor que Terbutalina que como siempre, en uno más de sus grandes conciertos hicieron saltar y bailar al público haciendo un guiño a Sito Miñanco ya al final del concierto.

Luego llegaría Mad Martin trio con su estilo Rockabilly que a más de uno provocó ganas de ponerse tupé. Después de la intervención de los de Martín Esturao vinieron los pontevedreses de La casa de los ingleses presentando su nuevo disco La tierra es plana.

Llegó el ritmo jamaicano al surfing con Soulmacklein & The Positive Band que fueron casi capaces de resumir en tres palabras lo que fue el festival, sol, playa, jarana aunque cambiando playa por río. Habiendo pulsado el play con el también conocido como LOKO23 le cedía el testigo a The Trunks con una actuación mágica como uno de sus temas y con bajada al público del cantante Rodrigo incluída. No se quedó atrás la banda Agoraphobia, las coruñesas dieron también un gran concierto con su rock en inglés con el que darían paso a Eladio y los Seres Queridos con su música indie que tan bien sonó en esta edición, aunque junto a otros grupos son reincidentes ya que participaron en la edición del 2016. Casi se podían escuchar ya aullidos de mono porque los que hacían aparición en escena eran los jóvenes Furious monkey house por segundo año consecutivo y que llenaron una vez más la carpa del festival con temas como el conocido With my hands.

De monos furiosos pasamos a Escuchando Elefantes, el dúo compuesto por Silvia Rábade y Carlos Tajes que dejaron muestras de su gran talento en el escenario Mahou. Los siguientes en tocar pasando el puente fueron The Limboos, una buena actuación del grupo que dieron una buena muestra de su estilo Rythm&Blues en el ya ocaso del surfing cerrando así las actuaciones en el escenario Sala Karma.

Llegamos al final, con el sol ya oculto como en la bandera de Antigua y Barbuda que da nombre al último álbum de el gran Ángel Stanich con su banda que hicieron que el cierre del Surfing the Lérez fuese espectacular con sus temas estrella como Galicia calidade, Un día épico” o Metralleta Joe. Tuvo como es habitual en sus conciertos, bajada al público incorporada y se atrevió a presentarse como Sito Miñanco. Y colorin colorado las tablas de surf y las camisas hawaianas en el Lérez hasta el año que viene se han acabado.

 

Fotografía: María Pol

Crónica: Javier Noya

Article Categories:
Crónicas
banner

Los comentarios están cerrados.