EL FESTIVAL SONRÍAS BAIXAS ANUNCIA EL 3º AVANCE DE CONFIRMACIONES

1 mes hace escrito por

Segismundo Toxicómano, Nao, Boikot y Dakidarría se suman al cartel del SonRías Baixas

Los ya anunciados La Pegatina, La M.O.D.A, Muyayo Rif. Periferia Norte, Zea Mays y Zoo completan este tercero avance del cartel que el festival de Bueu prepara para el 1, 2 y 3 de agosto.

Las entradas están a la venta en la web sonriasbaixas.info, con un precio especial y limitado de 31 € más gastos, con la acampada incluida

Bueu, 13 de febrero de 2019.- Segismundo Toxicómano, Nao, Boikot y Dakidarría se suman a la programación de la XVII edición del SonRías Baixas, que se celebrará los días 1, 2 y 3 de agosto en Bueu. Además de estas cuatro bandas, la organización del festival ya ha anunciado previamente a La Pegatina y la M.O.D.A, dos de los grupos de la escena alternativa más destacados del estado; Muyayo Rif, una de las
propuestas más vitalistas y sorprendentes de la escena catalana; a los valencianos Periferia Norte, capitaneados por la poderosa JazzWoman; a la mítica banda bilbaína de pop-rock en euskera Zea Mays y a los valencianos Zoo. Las entradas para el festival, cuyo cartel se completará a lo largo de las próximas semanas, están a la venta en la web sonriasbaixas.info con un precio especial y limitado de 31 € más gastos los tres días de conciertos, acampada incluida.

Segismundo Toxicómano le acercará al público del festival su hardcore punk con contundencia y velocidad haciendo gala de su lema: “Somos los Segis y vamos al puto lío”. También lo hará Nao, que se despide de los escenarios en esta a la que llaman A derradeira xira y ofrecerán en el SonRías Baixas una de las últimas oportunidades para verlos en acción. Además, tras celebrar su XV aniversario en noviembre ante 2.500 personas y con más de 40 colaboraciones, Dakidarría regresa a Bueu con su mensaje rebelde y de lucha, que a veces nos transmite la rabia contra las injusticias y a veces su buen rollo. Completan el tercer avance del SonRías Baixas Boikot, que continúa reinventando el rock urbano y el punk de sus inicios para pasar a una fórmula propia que incluye también el ska, los sonidos latinos o el espíritu de la fiesta balcánica.

TODA LA INFORMACIÓN DE LAS BANDAS

La carrera de Segismundo Toxicómano es la de una banda fiel a su esencia sin cerrarse a añadir más matices, pasando de un punk rock de corte más clásico (con influencias como Cicatriz y Cock Sparrer) a acercarse al hardcore de NOFX o Rancid y aumentar la potencia. Con todo, la tradición del rock vasco sigue viva en esta banda de Gasteiz que defiende el “hazlo tú mismo” autoeditando sus trabajos y junta letras claramente políticas con melodías coreables y, claro, tralla. En los últimos años, los Segis fueron completando una serie de EPs recopilados en el álbum Trilogía, con canciones que muestran el momento en que se encuentran, en el que la madurez les da sabiduría a la hora de componer y mantienen su legendaria intensidad. Con clásicos como “Por ti” o “Las drogas”, hoy son una de las figuras míticas del punk estatal, con un nombre que puede figurar al lado de los de La Polla Records, R.I.P. o Soziedad Alkoholika.

NAO visitarán el SonRías dentro del Apocalipse NAO Tour, en el que preparan un nuevo espectáculo con nueva escenografía y colaboraciones en el que repasarán toda su discografía. Siete álbums que los asentaron como un referente ideológico y musical en el rock gallego, como prueba el público que corea sus letras en sus directos. En Ata que o lume se apague, el disco que sirve de cierre al trabajo de la banda de A Estrada, se añadieron además más matices a su sonido, introduciendo aportaciones especiales desde el ámbito del rap (Sondarúa), el pop (Eladio Santos) e incluso el folk (Tanxugueiras) o la música de verbena (con Oscar López y Santiago Colmenero, de la Charanga Fuego). A mayores, en esta última etapa del grupo seguimos disfrutando de una lírica especial, que conjuga lo íntimo y lo combativo y llama la atención sobre problemáticas como el resurgir del franquismo o la violencia machista.

En los más de quince años de trayectoria de Dakidarría su música los ha convertido en un nombre esencial de la música gallega, pero no solo eso. Sin abandonar su identidad y su visión del mundo, estos siete músicos del Val Miñor han recorrido ya toda la península, parte de Europa e incluso México. Y es que ninguna frontera puede impedir que la gente sienta el subidón de adrenalina que provocan pasando de los ritmos jamaicanos o latinos a rapear, o a una tralla punk que nunca falta. Lo mismo te levantan un festival que un furancho. Hasta poder verlos en directo, el mejor ejemplo para saber de lo que son capaces puede ser su último EP, Filosofía incendiaria, en el que colaboran La Raíz, otros viejos conocidos del SonRías. En él el dominio de esa fusión heterogénea de estilos es mayor que nunca, y en las letras siguen a hacernos pensar sobre la realidad y darnos a conocer reivindicaciones. Como ellos mismos dicen, “Lume!” (¡Fuego!).

En los últimos tiempos, Boikot han estado compartiendo su nuevo material a través de videosingles como la citada “Lloraré”, “Jarama” o “Hablarán las calles”, canciones en las que apuntan su tremenda versatilidad: lo mismo se acercan al folk que introducen elementos rapeados o mestizaje. ¿Cuáles son las constantes en un repertorio tan variado? El espíritu punk reivindicativo y la energía festiva, que hace que sus conciertos sean siempre una experiencia memorable, aquelarres en los que hay espacio para corear estribillos épicos y bailar hasta que el cuerpo aguante.El eclecticismo de Boikot se deja ver en la lista de influencias que citan, desde el punk de NOFX o The Clash al folk rock de Goran Bregovich o The Pogues, sin olvidarse de figuras esenciales del Estado como La Polla Records, Leño o Kortatu, a las que luego de quince discos y giras por Europa y Latinoamérica pueden mirar de tú a tú. Además, esta trayectoria los ha llevado a colaborar con gente como Los Chikos del Maíz, Zoo, Amparanoia, Reincidentes o SKA-P, en otra muestra de su falta de prejuicios. Y por si todo esto fuese poco, además de hacernos bailar, Boikot nunca olvidan hacernos reflexionar, aprender y mantenernos alerta, levantando la voz contra la violencia de género o la censura e implicándose en causas como la recuperación de la memoria histórica.

COMPLETAN EL CARTEL

Las sorpresas nunca faltan cuando entra en escena La Pegatina. Cerraron gira con una gran fiesta en Madrid y comienzan el año anunciando diversión y baile hasta que el cuerpo aguante para su vuelta al escenario del SonRías. Hasta ahí pueden leer. El grupo catalán más internacional no se cansa de repartir locura allá por donde pasan, con un directo cuya marca de la casa es espectáculo y adrenalina hasta el éxtasis. Y el público de Bueu está ansioso por disfrutar con la contagiosa alegría de sus conciertos.
Merengue, reggae, rumba, ska, punk gitano… La esencia de La Pegatina se mantiene, pero el grupo se abre a nuevos horizontes sonoros, siempre alternativo, y juega con el country, el folk, rock, con los ritmos latinos o africanos, con los aires balcánicos. Y este cóctel de modernidad, frescura, improvisación, unido a sus quince años al pie del cañón y a la experiencia acumulada de más de mil conciertos en treinta países, dan como resultado un baile más heterogéneo, una fiesta más completa y global.
Destacan las bases cargadas de texturas, trompetas, coros, programaciones. “Una radiografía moderna”, dice Laura Piñero, “la ves desde lejos, te gusta, pero no logras identificar todos los elementos en su totalidad. Cuando te acercas, reconoces la esencia de siempre reforzada con nuevos riffs de guitarras, la mandolina, la trompeta, el acordeón, un amplio abanico de percusiones como el xilófono y potentes arreglos de viento”.
En sus nuevas letras, vemos nuevas inquietudes existenciales, heridas como el egoísmo en las relaciones de pareja, deseos de cambio interior, de contemplar la vida desde la tranquilidad, de volver a los orígenes. Necesidades vitales compartidas por toda una generación, que quiere crecer y que crece, pero que no renuncia a hacerlo bailando.

La música de La Maravillosa Orquesta Del Alcohol es tan particular, tan especial, que en ella tienen cabida todos los estilos y registros. Este original septeto burgalés cerró 2018 bailando al unísono con 12.000 personas en el WiZink de Madrid y empieza 2019 prometiendo hacer historia del SonRías Baixas con su directo energético y apasionado, en el que no faltarán el blues, el country, el folk, el punk ni el rock and roll. Festivales, salas, bares y calles de toda España, de México, de Dublín y de Londres han acogido a La Maravillosa Orquesta del Alcohol en su frenética carrera hacia el éxito. La M.O.D.A. despliega sobre el escenario un universo único, que con cada nueva propuesta se vuelve aún más difícil de encasillar, encajando sonoridades e instrumentos diversos: clarinete, tuba, vibráfono, saxo barítono, violín trompeta… y, por supuesto, todo tipo de guitarras, banjos o mandolinas, junto a las percusiones tradicionales y contemporáneas.
Reconocen influencias dispares que van desde The Clash a Springsteen pasando por The Pogues, Dylan, Calexico o Eskorbuto, Georges Brassens, Silvio Rodriguez o Mano Negra. En algún punto de esa frenética carrera, encuentran nuevas influencias en la música popular de Francia, de Irlanda y Escocia, del Este de Europa o de la Península Ibérica, y las suman a la mezcla de folk, country, punk y rock and roll de la que llevan bebiendo desde su fundación.
Y envuelven, con todo ello, unas letras repletas de reivindicación y de inconformismo, con el resto y con uno mismo. De rabia y de belleza. De miedos, pero también de sueños y esperanza. Una propuesta repleta de pasión que convierte cada uno de sus conciertos en un acto de liberación personal y colectiva.

La banda catalana Muyayo Rif llega al SonRías Baixas con su singular y elaborada puesta en escena a base de vientos, teclado, batería, guitarra. A la energía y el groove marca de la casa, le añaden ahora nuevos sonidos, como el electroswing o el balkan. Y logran así renovar un potente directo, donde predomina la energía, la fiesta y la crítica social desde un espíritu optimista y festivo. Una fórmula con la que han conseguido cautivar al público de las 500 ciudades por las que han pasado en sus más de 10 años de carrera. Muyayo Rif es considerada una de las bandas más internacionales de la escena catalana. Con más de 500 conciertos a sus espaldas y habiendo hecho bailar al público en España, Francia, Holanda, Rusia, Bélgica y Suiza vuelven ahora con una nueva gira internacional para mostrar su explosivo directo.
Sin perder el sentido del humor, con muchas ganas de hacer bailar, pero sin perder ese carácter social y reivindicativo, Muyayo Rif disfrutan y hacen disfrutar al público. No os defraudarán!.

La valenciana JazzWoman capitanea el jovencísimo colectivo de artistas de sensibilidad callejera Periferia Norte, que acaba de ser galardonado como el mejor grupo de música en valenciano. El público del SonRías se rendirá, sin duda, a su particular mezcla de estilos -Dancehall, Hip Hop, R & B, Trap, Reggae y Electrónica- amenizado con un energético directo en el que tienen cabida diferetnes performances, un equipo de baile y animación. Uno de los grandes descubrimientos de esta edición!.

A sus 21 años, la valenciana Carmen Aguado Bordería (JazzWoman) ya ha conquistado al público gracias a una personalidad digna de una mixtaper de armas tomar. La ex-integrante de Machete en boca se pone ahora al frente de la célula creativa compuesta por Hien, Del Olmo y AGS, un comando de regeneradores de los sonidos urbanos que en su mezcla de trap, dancehall, reggaetón, R&B y electrónica herrumbrosa, han cosechado una legión de fieles salidos de los mismos garitos en los que echaron los dientes Pedro LaDroga, Cecilio G o Yung Beef. Bases obsesivas sosteniendo fraseos insidiosos olvidados bajo un banco en mitad de un parque repleto de chonis condenados al trapicheo sobre el capó del coche.

La banda bilbaína Zea Mays conjuga la pétrea tradición vasca con la sutileza del pop-rock contemporáneo, dando cuerpo a una propuesta musical única, en la que finas melodías de guitarra y cuidados toques de sintentizador y teclado se mezclan sobre una potente y elegante base rítmica para arropar la poderosa voz de Aiora Renteria. Una front girl de armas tomar que atrapará al público del SonRías Baixas con la energía y con la sonoridad de las letras en euskera.
Zea Mays hace bandera de su identidad con un último trabajo que lleva el orgullo, Harro, en el nombre, para no llamar a engaños. La banda vasca llama a resistir el temporal y salir a flote, a reconocer la fortaleza que dan el amor y la amistad y a reconciliarese con esa parte de la humanidad en la que hace tiempo queperdimos la fe. Y lo hace con desgarradores riffs y elegantes líneas de guitarra que ceden p rotagonismo a los sintetizadores, con potentes bases rítmicas que animan a bailar y con melodías oscuras que dan paso a canciones emocionantes y luminosas como el hit Negua joan de la ta, que lleva más de 4 millones de reproducciones en Youtube.

Los valencianos Zoo celebran su 5º aniversario este 2019 y quieren hacerlo disfrutando todos y cada uno de sus directos como si fuera el último. Con ese objetivo llegarán a Bueu el próximo mes de agosto, donde revolucionarán el SonRías Baixas con su descarga de energía non stop: música electrónica que mezcla rap con trombones y guitarras rockeras, toques mediterráneos y ritmos festivos para bailar hasta que el cuerpo aguante. Los Zoo arrasaron en 2014 con Estiu, un hit que habla de las injusticias en la vida de los más humildes, de la gente de barrio, en el contexto de una historia de amor de verano. Pocas veces un grupo llama tantísimo la atención con tan sólo una canción y un videoclip… y encima en valenciano!.

En cuatro años, los de Gandía celebraron más de 200 conciertos en más de 7 países diferentes, publicaron 28 canciones propias, 8 escenas cotidianas y 18 videoclips originales. Hace unos días, lanzaron el cuarto y último tema de su último proyecto discográfico, el 2k18, y anunciaron que sería el último. Karrer de L’Amargura (Basque Remix) es una revisión en clave euskaldún de su exitoso Carrer de l’amargura, mano a mano con las percusiones y la txalaparta del colectivo de Errenteria Zo-Zongó, la trikitixa de Xabi Arakama y la interpretación libre en euskera de Fermin Muguruza.También con un cuidado formato audiovisual, completan 2k18 Robot, Omertà y Cançons d’Ofrena, un tema de corte jazz que cuenta con la participación de JazzWoman, exintegrante de Machete en Boca que acaba de debutar en solitario con la mixtape Bagheera.

WEB SONRÍASBAIXAS

 

Article Categories:
Festivales
banner

Los comentarios están cerrados.