LA NOCHE QUE LA STANICH BAND GANÓ ANTE LOS GOYA

2 semanas hace escrito por

 

3 de febrero, noche de los Goya y noche de música en la sala Master Club de Vigo. Sin alfombra roja ni esmoquin poco a poco se fue llenando el lugar y subiendo la temperatura entre cervezas mientras se hacía tiempo para recibir a Ángel Stanich y a su banda, Victor Pescador, Alex Izquiero, Lete Moreno y Jave Ryjlen.

Dio comienzo por fin el concierto y la canción elegida por el grupo para abrir el telón de la actuación fue Golpe en la pequeña China de su último trabajo Máquina (2018). La gente se animó a bailar desde la primera canción y es que el último coletazo de la gira Antigua y Barbuda no podía ser mejor. Con la máquina engrasada fueron poco a poco cayendo temas tan queridos y conocidos por su público como Mezcalito, Más se perdió en Cuba, Mañana y una de las mas esperadas, cantadas y bailadas, Galicia calidade. En este último tema el público se volvió loco coreando a voz en grito, y no es para menos teniendo en cuenta la localización del concierto. No hubo tiempo para echar la siesta con Le tour 95 ni ninguna escapada del pelotón ni a la barra para pedir algo fresquito,  porque nos hicieron bailar al ritmo de Hula hula, que lo recordarán hasta en el Gara. Tampoco hubo cuadros del caudillo ni pinturas de la tricolor, pero si nos pintaron sonrisas en la cara canción tras canción. Sin ningún coche rallado ni ningún palillo metido en las cerraduras el Señor tosco dio paso a un pequeño descanso antes del colofón final.

Ya solo quedaba la parte Especial de media noche. El público al unísono como Camaradas clamaba la vuelta al escenario del grupo que no se hizo esperar mucho. Supimos aprovechar el bis, y se desató entre muchos saltos y alguna que otra voz ya afónica. Nos guardaron para el final Un día épico, el ya clásico Carbura y los apoteósicos Metralleta Joe y Mátame camión, donde Ángel bajó del escenario micrófono en mano para unirse al mar de gente que no podíamos parar de saltar como si fuese la última noche de nuestras vidas. Para terminar, el grupo alzó al techo de la sala su lider, recordando a su canción Jesús levitante.

 

Fotografías: María Pol

Crónica: Javier Noya

Article Categories:
Crónicas
banner

Los comentarios están cerrados.