LAS FLECHAS DE CUPIDO SOBREVOLANDO LA SALA KARMA

1 semana hace escrito por

 

Cupido, la nueva ”boy-band” incipiente en el panorama musical español, formada por Pimp Flaco y Solo Astra, se dio cita en la Sala Karma (Pontevedra) el viernes 12 de abril ante un gran número de asistentes. La zona de baile comenzó a gritar eufóricamente durante el arranque de Continúa. Un público, mayoritariamente adolescente, se emocionaba entonando ”Cuando dices por ahí que las frases de Instagram no las dices por mí”, sin despegar las manos de sus smartphones, imprescindibles para inmortalizar cada uno de los movimientos de los miembros de Cupido y seguramente, postear incansablemente cada segundo de actuación en Instagram.

Cobra sentido que la presencia juvenil sea latente en un espectáculo tan multicolor, tanto visual como musicalmente hablando. Las letras del elenco madrileño están repletas de referencias aesthetic, cotidianas, actuales, tales
como el uso de las redes sociales, la falta de batería en los Iphone, Nintendo rosas, pisos de estudiantes, o los más que conocidos filtros de Snapchat. Éxitos como Nunca sabes mentir, U Know y Telepatía cobraron fuerza,
impregnando la atmósfera con una estética ingenua, naíf, en la que los riffs de guitarra y los sintetizadores convertían a los presentes en invitados de un baile de fin de curso al más puro estilo 80’s.

Entre canción y canción, casi no hubo conversación. Son directos, no se andan con ataduras ni con lenguajes remilgados. Cupido utiliza una jerga de la calle, versos prácticamente sin metáforas, canciones que podríamos componer reciclando conversaciones de Whatsapp entre colegas. Quizá en esa impulsividad e inocencia resida su éxito.

 

Crónica: Carolina Brea

Fotografía: María Pol

Article Tags:
Article Categories:
Crónicas
banner

Los comentarios están cerrados.